Carta de los farmacéuticos en contra de la homeopatía

homeopatiaLa Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) apoya esta carta que profesionales de farmacia envían hoy, 25 de septiembre de 2016, en el Día  Internacional del Farmacéutico.
Descarga aquí el texto original en pdf: carta-abierta-homeopatia

 

CARTA ABIERTA AL MINISTERIO DE SANIDAD, ASUNTOS SOCIALES E IGUALDAD, PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS OFICIALES DE FARMACÉUTICOS, A LOS DECANOS DE LAS FACULTADES DE FARMACIA Y PRESIDENTES DE SOCIEDADES CIENTÍFICAS FARMACÉUTICAS

Los abajo firmantes con motivo del DÍA INTERNACIONAL DEL FARMACÉUTICO, licenciados todos en farmacia, y ejerciendo en los diversos sectores de nuestra profesión, nos dirigimos a Vds. para que intervengan y demanden que la homeopatía no sea avalada por ninguna organización científica, gubernamental, universitaria ni profesional farmacéuticas: Ministerio de Sanidad, Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Facultades de Farmacia ni sociedades científicas.

Los motivos que nos llevan a expresar esta petición son de índole científica, técnica, ética y profesional.
Como profesionales sanitarios que somos y conscientes de nuestra importancia como técnicos en el Sistema Nacional de Salud, apostamos por que nuestro ejercicio profesional esté siempre sustentado en criterios científicos y técnicos validados, así como acordes con la legislación vigente.

Mucha gente cree hoy en día la que la HOMEOPATÍA es una terapia válida y sus productos reciben el nombre de MEDICAMENTOS sin que exista ningún aval científico que así lo demuestre, permitiéndose la comercialización de productos con indicación terapéutica que incumplen toda la legislación y normativa sanitarias y a la que están sometidos los verdaderos medicamentos.

También se introduce en Colegios de Farmacéuticos que cuentan hasta con vocalías “ex profeso” y hasta ofrecen formación a sus colegiados, incumpliendo sus estatutos y códigos éticos, que rezan:
16.- El farmacéutico proporcionará una información veraz y adecuada a cada paciente, no fomentando en ningún caso expectativas terapéuticas injustificadas o inadecuadas y promoviendo su derecho a la prevención y diagnóstico de la enfermedad y a tratamientos eficaces y seguros

Llega a aparecer en guías clínicas de sociedades científicas, menospreciando así el valor que la ciencia puede dar a la terapéutica moderna.

Hay facultades de farmacia que incluyen en sus planes de estudios asignaturas de esta falsa terapia, dañando la imagen de la universidad y la profesión al incluir la homeopatía con el resto de los tratamientos científicos, sin ninguna evidencia que la respalde. Porque la homeopatía no es ciencia ni ha curado a nadie de nada en más de 200 años.

Por eso, apelamos a la profesión farmacéutica para que no permita que el engaño de la llamada “terapéutica homeopática” esté presente en nuestro ejercicio profesional ni en OFICINAS NI SERVICIOS DE FARMACIA, donde se le da un indebido amparo científico. Todo esto sin olvidar el peligro que conlleva para los pacientes el remplazo o abandono de terapias que sí han demostrado su efectividad.

Esperamos su apoyo y colaboración para que la homeopatía deje de tener el aval de nuestra profesión en su ámbito de actuación y trabajo.
Atentamente.

Carta de los farmacéuticos en contra de la homeopatía

16 pensamientos en “Carta de los farmacéuticos en contra de la homeopatía

  • 25 septiembre, 2016 a las 18:55
    Enlace permanente

    Si los boticarios de antaño hubieran impedido que la teoria de los microbios, porque no se habia inventado el microscopio que los revelara, se investigara aun estariamos sangrado enfermos y cauterizando heridas con hierros candentes.
    MIles de medicos en sus consultas diarias no pueden estar “todos” enquivocados y engañados. Unamos los esfuerzos en saber porque funciona en vez de censurar su uso

    Responder
      • 26 septiembre, 2016 a las 13:15
        Enlace permanente

        La ciencia todavía no ha alcanzado los conceptos como para poder explicar la homeopatía, tiene fundamentos muy diferentes e incluso en algunos puntoa es opuestos. Creer que la ciencia tiene la última palabra es autolimitarse, la ciencia la inventamos nosotros y el mundo tiene sus propias leyes, las cuales nunca serán descubiertas ennsu totqlidad utilizando un marco que no puede explicar muchas cosas..

        Responder
        • 27 septiembre, 2016 a las 13:21
          Enlace permanente

          “La ciencia todavía no ha alcanzado los conceptos como para poder explicar la homeopatía,”
          Mentira: la química y la física permiten explicar de forma perfectamente clara por qué la homeopatía _no_ funciona. E irrelevante: la homeopatía no ha demostrado una eficacia superior al placebo en estudios rigurosos.
          ” tiene fundamentos muy diferentes e incluso en algunos puntoa es opuestos.”
          La homeopatía no tiene fundamentos. Tiene principios que se sacó de la manga un iluminado del s.XIX.
          ” Creer que la ciencia tiene la última palabra es autolimitarse,”
          Creer en algo que no funciona sí es autolimitarse.
          ” la ciencia la inventamos nosotros y el mundo tiene sus propias leyes, las cuales nunca serán descubiertas ennsu totqlidad utilizando un marco que no puede explicar muchas cosas..”
          Claro, hombre. Y como no vamos a poder explicarlo todo no podemos explicar por qué la homeopatía no funciona.
          Por el mismo razonamiento, se puede afirmar que 2+2=5 es correcto en aritmética estándar porque no se puede demostrar todo en matemáticas (y, aquí, sí sabemos con certeza que no se puede porque hay un teorema al respecto).

          Responder
    • 26 septiembre, 2016 a las 07:55
      Enlace permanente

      Moderado y, a mi juicio, correcto pensamiento éste, sería muy conveniente que esta asociación estudiara más la homeopatía antes de emitir juicios ligeros e indocumentados.

      Un boticario homeópata universitario

      Responder
      • 27 septiembre, 2016 a las 13:22
        Enlace permanente

        Estudiar más la homeopatía… ya, claro. Lo siento pero no: está más que estudiada y _no funciona_.

        Responder
    • 26 septiembre, 2016 a las 07:55
      Enlace permanente

      Moderado y, a mi juicio, correcto pensamiento éste, sería muy conveniente que esta asociación estudiara más la homeopatía antes de emitir juicios ligeros e indocumentados.

      Un boticario homeópata universitario

      Responder
      • 26 septiembre, 2016 a las 13:10
        Enlace permanente

        Las sangrías no se siguen haciendo porque no hay ninguna empresa que hay podido sacar dinero con ello. En cambio las diluciones hasta el infinito para vender agua, son un negocio muy rentable.
        Estamos invadidos por los negocios “Naturales”, “Bio”, lo malísima que es la “medicina Alopática” y no sé cuantos eslóganes más. Una pena que las epidemias de cólera y demás pandemias del tercer mundo, el cancer, etc no puedan ser tratadas por esos remedios naturales tan efectivos

        Responder
      • 28 septiembre, 2016 a las 11:49
        Enlace permanente

        Que vas a ser tú boticario hombre. Si con la comprensión que demuestras sobre termodinámica y física elemental no podrías ni pasar de 1º.

        Responder
  • 26 septiembre, 2016 a las 13:22
    Enlace permanente

    Me gustaría saber si existe algún medicamento homeopático en el que se haya comparado su efecto con el de un placebo.Esta sencilla prueba daría un espaldarazo a los partidarios de la homeopatía, si los resultados son como esperan.
    ¿Alguien conoce un estudio de este tipo?

    Responder
  • 27 septiembre, 2016 a las 18:20
    Enlace permanente

    Alguna persona que toma medicamentos para la hipertensión arterial se ha curado? O una persona con diabetes ha dejado la medicación por que està curado? Funcionan para sostener la enfermedad.Me pueden dar una explicación?

    Responder
    • 28 septiembre, 2016 a las 11:23
      Enlace permanente

      No, efectivametne no se han curado, son enfermedades crónicas.
      Pero si han demostrado eficacia, efectividad y eficiencia en la prevención secundaria y de las complicaciones que acarrean dichas enfermedades, como ictus, sindromes coronarios, polineuropatías, trastornos de la visión, etc.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.