Verne en el museo de ciencias

Es difícil sentirse atraído por la ciencia sin amar a Jules Verne. Y, a la inversa, es difícil haber leído a Verne sin sentirse fascinado por la ciencia. El escritor francés consiguió como nadie hacer literatura de la ciencia y convertir la ciencia en literatura. No es raro por tanto que hayamos decidido convertir a Jules Verne en el protagonista de nuestra próxima sesión de Cómete el Museo.
CometeElMuseoGde
Ya hemos contado en qué consiste Cómete el Museo, un recorrido exclusivo sólo para adultos en el Museo Nacional de Ciencia Naturales, cuando el centro está cerrado y en un grupo reducido, que finaliza con una cata tematizada acompañada de vino, cerveza y refrescos. No pinta mal, ¿verdad?
En la próxima visita del 7 de abril, aprovecharemos las maravillosas colecciones del museo para recordar la fauna salvaje que observan algunos de los personajes de Verne, como los hijos del capitán Grant, los aventureros de Cinco semanas en Globo o Phileas Fogg en su periplo alrededor del globo. Comprobaremos la colección de meteoritos de la mano de las peripecias de los protagonistas de De la Tierra a la Luna o de Hector Servadac. Y también veremos los dinosaurios del centro con otros ojos, gracias a los protagonistas de Viaje al centro de la Tierra.

COMETE EL MUSEO DINOS baja 48 copia
Como vemos, la ciencia de Verne y la ciencia del Museo Nacional de Ciencias Naturales se pueden combinar de una manera muy sugerente. Tendrá lugar, como decimos, el próximo 7 de abril, a partir de las 20 horas y ya están a la venta las entradas aquí.
Si quieres más información sobre las futuras actividades de Cómete el Museo, aquí tienes la planificación completa.

Verne en el museo de ciencias
Óscar Menéndez

Menéndez, Óscar

Comunicador científico.

4 pensamientos en “Verne en el museo de ciencias

  • 1 abril, 2016 a las 09:22
    Enlace permanente

    No conozco excesivamente la figura del gran Julio Verne. Pero me fascina su supuesto flirteo con aquella sociedad denominada “Niebla” y su relación con el misterio todavía no aclarado de Rennes-le- Cahteaû. También es muy interesante el mensaje cristalino de su propia tumba y muchas de sus obras creo que todavía encierran de manera simbólica más de algún secreto.

    Responder
  • Óscar Menéndez
    1 abril, 2016 a las 09:27
    Enlace permanente

    Es curioso. Para mí Verne es transparente y claro, sin sombras de conspiraciones y mensajes ocultos. Simplemente, un hombre de su tiempo.

    Responder
    • 2 abril, 2016 a las 02:34
      Enlace permanente

      Bueno, en realidad también creo que hay mucho de transparencia y claridad en Verne y que fue un hombre de su tiempo. Pero tampoco hay que olvidar que casi sin duda fue un hombre excepcional a nivel intelectual y que manejaba un gran volumen de fuentes de información. Creo que más que conspiraciones-en mi modesta opinión- se da en Julio Verne dos caras de una misma “moneda”, una muy clara, como dices, y otra no turbia sino más “esotérica” (con comillas). Pero es sólo la impresión que tengo por lo poco que he leído y sé sobre él.

      Responder
      • Óscar Menéndez
        2 abril, 2016 a las 11:39
        Enlace permanente

        Te entiendo, sí señor. Es que me preocupa un poco la vena esotérica que rodea a Verne, como si fuera un enviado del futuro o algo así.

        Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.